Packaging y branding: una pareja de éxito

Packaging y branding: una pareja de éxito

Packaging y branding. – Muchos ven el packaging como la caja que contiene un producto y nada más lejos de la realidad. El packaging es una de las partes más importantes dentro de la estrategia de branding de una marca.

Por este motivo, packaging y branding van siempre de la mano. Los “envases” tienen una doble función y una de ellas es capaz de llevarte a lo más alto.

Por un lado, contiene contiene el producto, pero por el otro es la presentación de este al consumidor La primera impresión es la que cuenta y puede suponer la diferencia entre el éxito o el fracaso de la venta de un producto.

La forma, el color e incluso la tipografía escogida tienen una gran importancia que no debe pasar desapercibida si lo que quieres es ser atractivo.

Pero… ¿qué significa esto? La respuesta es fácil, el packaging es además un medio de comunicación. El secreto está en encontrar un packaging funcional, acorde con el producto y al mismo tiempo llamativo, con personalidad y acorde a los valores de la marca.

Para ser más directos; el packaginng debe presumir de estas 4 cualidades: contener, proteger, conservar y transportar. Parece sencillo pero no lo es.

La parte estética del packaging está directamente ligada al neuromarketing y su objetivo es el de satisfacer las demandas psicológicas de belleza de los consumidores. Puede sonar extraño pero los usuarios compran muchas veces dejándose llevar por el ·”envoltorio”·porque es bonitoo les gusta.

Una señal de que el amor a primera vista genera compras por impulso sin pensar en mucho más.

En definitiva, packaging y branding no se conciben por separado. Por este motivo es importante elaborar una estrategia en el diseño del packaging que comienza con la forma del envase, la elección de los colores, el mensaje, la tipografía y un sin fin de pequeños detalles que surgen durante la creación.

Nuestra último diseño de packaging se elaboró para la marca de ropa Ashton Hill. Una marca española con espíritu newyorkino que viste a gente joven, urbana y con inquietudes.

Apostamos un contenedor en forma de caja no solo con el objetivo de contener y proteger, también con la particularidad de reutilizar. Su diseño, su color rojo enérgico y sus cruces aportan dinamismo y una estética urbana que invita a guardar la caja como contenedor para otros usos.

Porque… ¿Por qué tirar cuando sirve para mucho más? De esta forma el consumidor mantiene la caja, tiene un recuerdo de la marca que perdura en el tiempo e que invita a una nueva compra.

Packaging y branding 1

Al diseño de la caja le siguieron el diseño de los tarjetones, pegatinas y etiquetas para las prendas. Esto también forma parte del branding pero esto lo descubriremos en nuestros siguientes post.

En conclusión, el packaging es una disciplina del marketing que se engloba dentro del branding corporativo. Por este motivo toda marca debería tener este aspecto en cuenta.

Así que si quieres que el resultado sea el esperado, lo mejor es confiar en profesionales. No dudes en escribrirnos.

About Mar Hernández

Leave a Reply